CICLOS PARA TRABAJAR CON LA ENERGÍA I

Ciclo de Generación y Ciclo de Destrucción de los cinco elementos

TODO ES ENERGÍA

«Energía» proviene del griego y podría traducirse como «fuerza en acción», en la tradición china se conoce como Qi (Chi), en Japón es Ki y Prana en el hinduismo. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma, y es posible conocerla por sus efectos: movimiento, calor, luz, sonido… Todo es energía en diferentes niveles de vibración.

La energía en nuestro cuerpo sigue diferentes ciclos, que suceden todos a la vez. Es importante conocer los distintos ritmos y movimientos de la energía, y para ello estudiamos por separado cada uno de los ciclos por los que se rige.

La energía no se mueve sólo de una forma, igual que en nuestro cuerpo no sucede sólo una cosa cada vez y en un determinado orden, sino que son muchos los procesos que tienen lugar al mismo tiempo para que todo funcione en una correcta armonía.

Según la Teoría de los Cinco Elementos o los Cinco Movimientos, el Qi se mueve siguiendo dos ciclos básicos entre los elementos:

Ciclo de Generación o Ciclo Sheng y Ciclo de Control / Destrucción o Ciclo Ko

Esto no quiere decir que estos dos sean los únicos ciclos que existen, simplemente son los dos en los que nos vamos s a centrar.

Ciclo de Generación – Sheng

En este ciclo, cada elemento engendra al siguiente, estableciéndose así entre ellos una relación madre – hijo, de forma que cada uno de ellos será a la vez madre de un elemento y el hijo de otro.

El Fuego engendra la Tierra, porque la combustión del Fuego produce la Tierra

La Tierra engendra el Metal, porque los crea.

El Metal engendra el Agua, porque la filtra.

El Agua engendra la Madera, porque la nutre.

La Madera engendra al Fuego, porque lo alimenta.

Y así sucesivamente en un ciclo sin fin…

Ciclo de Control / Destrucción – Ko

Este ciclo de eterna generación tiene que ser controlado y delimitado para que no se produzca un crecimiento sin límite que lo inunde todo y para que ninguno de los elementos prevalezca sobre los demás y todos puedan mantenerse en equilibrio. De manera que:

El Agua controla al Fuego, porque lo apaga.

El Fuego controla al Metal, porque lo funde.

El Metal control a la Madera, porque la corta.

La Madera controla a la Tierra, porque la penetra y la sujeta. 

La Tierra controla al Agua, porque la absorbe.

Volviéndose a producir un ciclo infinito que, unido al anterior Ciclo de Generación, dan como resultado un equilibrio armonioso entre los Cinco Elementos.

Conocer el ritmo y los ciclos de la energía en la naturaleza y en nuestro cuerpo nos permite poder trabajar con el movimiento del qi en nosotros mismos y en los otros.