WU QIN XI (Seminario Qi Gong) Realizado El Sábado 21 Octubre.

WU QIN XI

El juego de los cinco animales

Reestructurado por : Julio Pérez Rivero

 

El ejercicio físico moderado, mejora nuestra digestión, facilita la circulación sanguínea, el equilibrio de nuestras emociones y tranquilidad mental, medios necesarios para prevenir las enfermedades.

Son movimientos aeróbicos, aunando el ejercicio físico moderado, los respiratorios y regulación de la mente.

Esta reestructuración si cabe es más completa ya que abarca todas las formas en su práctica, es suave, vigorosa y cercana a las técnicas de salud, las danzas tribales y las artes marciales, se relacionan con la energía primigenia, los cinco elementos y sus correspondencias de órganos asociados, sus movimientos son asequibles para todos practicantes en general, pero conservando la esencia del movimiento.

Como base principal sería, la centralización y guía de la respiración, la relajación, el fortalecimiento físico y la tranquilidad mental, en definitiva, la autogestión de nuestra energía así como su diversificación, entender y llevar a cabo en cada ejercicio la máxima del Yin y el Yang, suave y duro, arriba y abajo, delante y detrás, interior y exterior… así como en sus correspondencias y manifestaciones interminables en nuestro cuerpo a través de los Jing Luo “Meridianos energéticos”.

Son movimientos suaves pero interiormente vigorosos “puño de hierro en guante de terciopelo”

Como todas las formas de Qi Gong se practica con música compuesta especifica, para estimular la relajación y el sentido del ritmo de los movimientos, ayuda a llevar una respiración acorde, concentración mental y la integración de cada animal y su imitación de forma integrada en nuestro cuerpo y mente, los movimientos tiene que ser correctamente ejecutados, elegantes pero a la vez con cierta intensidad amplios y generosos pero sin deformar el movimiento.

 

Teoria

 

Ya en el siglo III, en el periodo de la dinastía Han, existió un famoso médico HuaTuo (145-208 dC), que nació en la provincia de Anhui, en la dinastía Han del este (125-220), viajo por toda la región de Xuzhou, aprendió la esencia y utilidades de las hierbas medicinales así como las técnicas de curar con ellas las heridas, con sus investigaciones y consiguió obtener un anestésico en polvo conocido como “Mafeisan”, comenzó a utilizar como ayuda en sus operaciones la higiene corporal y la limpieza de los útiles que utilizaba, destaco en su faceta de cirujano y acupuntor.

Los escritos antiguos dicen que fue el primero que utilizo la anestesia en las operaciones, siendo conocido con el sobrenombre del Cirujano Santo. Su anestésico y conocimientos se difundieron por todo Japón, Corea, África etc.

De él se cuentan innumerables historias, como aquella en la que fue llamado a tratar a un general herido de un brazo por una flecha con punta tóxica.

En la misma época Cao Cao, gran político y estratega militar que gobernaba las regiones norteñas del país, padecía de grave migraña, el general sospechó que Hua Tou intentaba asesinarle, por lo que ordenó que se ejecutara al maestro médico.

Fue uno de los precursores de la rehabilitación y recuperación física y energética, por sus métodos de trabajo sobre la medicina preventiva, el conocimientos de los meridianos y la circulación de la energía vital “EL QI”, así como los conocimientos de los órganos internos y partiendo como base y la idea de que nuestro cuerpo necesita moverse, ser ágil y flexible.

Hua Tuo se inspiro a través de la observación de la naturaleza y desarrollo y describió una serie de ejercicios terapéuticos llamado el juego de los cinco animales Wu Qin Xi, ejercicios que asemejan los movimientos y características de los animales en la naturaleza, los cinco elegidos por sus características son:

El tigre, ciervo, oso, mono y grulla.

Hua Tuo escribió: “El cuerpo humano necesita trabajar y moverse, pero no es conveniente sobrepasar sus límites. El movimiento yy el trabajo muscular contribuyen a evacuar el exceso de gases, hacen que sea fluida la circulación sanguínea y posibilitan una cierta inmunidad general frente a las enfermedades. Esto es: como el eje de la puerta que no se pudre nunca por hallarse en constante movimiento. Los sabios antepasados nos enseñan que uno puede alcanzar la longevidad si se mueve tal como lo hacen en la naturaleza los animales”. Cuando sientas alguna molestia física, comienza a practicar la gimnasia de los cinco animales o la de uno de los cinco y no dejes de hacerlo hasta romper a sudar, de modo que la cara te brille y se despierte tu apetito”